Menu
A+ A A-

Sicilia

 

Sicilia es una isla muy particular. Normalmente el concepto de isla lleva consigo un sentido de igualdad en las costumbres. En cambio aquí todo es muy contradictorio, como en el más complicado de los continentes.

Por eso hay muchas Sicilias: la Sicilia de las piedras ocres de la Valle de los Templos en Agrigento, la Sicilia blanca de la sal, la Sicilia morada de la lava del Volcán Etna, la Sicilia azul del mar, la Sicilia dorada de las catedrales de Palermo y Monreale, la Sicilia amarilla y roja de los árboles de cítricos.

Existe la Sicilia barroca de Palermo y Catania, la Sicilia moderna de Taormina, la Sicilia tranquila de Erice, la desbordante Sicilia del mercado de Palermo "La Vucciria", la Sicilia silenciosa y antigua de la villa Romana de Piazza Armerina.

Por qué hay tantas Sicilias? Porque esta isla ha sido el cruce entre las culturas orientales y occidentales, entre Africa y Europa. Ha sufrido por tener demasiadas identidades: Griegos, Cartagineses, Romanos, Bizantinos, Árabes, Normandos, Españoles, todos pasaron por aquí e intentaron conquistar la isla. Cada una de estas poblaciones dejó su huella indeleble. Sin embargo, ninguna conseguí cambiar este lugar único en su género.

Búsqueda

  • Via di Sant'Erasmo, 11
    00184 Roma
  • tel. 06 45426557
    fax. 06 45426631
Powered by WAS